29 de septiembre de 2015

Títulos nobiliarios a la venta

OY el blog descansa en cuanto a la temática usual. Hoy no hablaré de heráldica o de conceptos heráldicos relativos al diseño heráldico. He denunciado en este plúmbeo blog algunos de los fraudes heráldicos más comunes. Hoy vendré a exponer un fraude de una ciencia afín a la heráldica, la nobiliaria.

Hoy organizaciones privadas con nombres de lo más variopintos. Esas organizaciones, que no citaré, aparecen como representantes de casas reales de países que ahora son repúblicas, de "imperios" africanos o "reinos" asíatos. Esas organizaciones se otorgan el privilegio de conceder "títulos nobiliarios", y allí alguien puede, previo pago, comprar un título nobiliario.

Tenéis que tener algo bastante clarito. Los títulos nobiliarios no se pueden comprar. En el Reino de España y otros reinos como el Reino Unido, Dinamarca, etc. Los nuevos títulos son concedidos por el monarca y los antiguos son heredados únicamente si tienen derecho a hacerlo. ¡Los títulos nobiliarios no se compran! si lo puedes comprar, no es verdadero.

Si no os pasará como a este:


Peter Tither. Uno más engañado buscando altanería.
Donde explica que un hombre pagó 2.000 libras para comprar en una web el título de señor de Little Barr. Un tal Peter Tither pagó esa cantidad para comprar el señorío.


Señorío que evidentemente no existe porque en el Reino Unido el que concede los títulos es el soberano y no se conceden bajo pedido. Nadie más puede, aunque te den una hoja con muchas palabras bajo un título que diga "certificado" y con un bonito sello.

Esta web tan cutre: http://nobility.co.uk/ , con un señor y todo que se pone a hablar, es la que vende "los títulos".

¿Qué sentido tiene la nobleza en el siglo XXI? no voy a entrar en ese tema, pero personalmente creo que es preferible ser un plebeyo común que un plebeyo buscando altanería financiando a los listos de turno que crean empresas a modo de órdenes de caballería, reinos inexistentes, etc.

¡Y eso os lo dice el conde del Puig de Sabadell!

Entradas relacionadas
  1. El conde del Puig de Sabadell.
  2. Fraude heráldico (V). Tu heráldica en el kiosko.
  3. El engaño en la heráldica de los llaveros.
Ir a...