28 de enero de 2015

Primados

N algunas entradas en las que hablo o aparecen ornamentos relacionados con la heráldica eclesiástica han surgido comentarios sobre algún posible error de interpretación. Agradezco de veras esos comentarios por dos motivos. El primero es que hay alguien ahí detrás que me ha honrado al leer aquella entrada de este plúmbeo blog. El segundo es que me da la oportunidad de aprender y rectificar si es el caso. Si hay alguien que pretende aprender algo sobre heráldica en este blog es mejor que lo que se diga en este blog sea correcto, y como yo soy el único redactor es de agradecer la labor de los correctores.

Esta entrada viene motivada por el comentario del usuario Dahrendorf en la entrada sobre el copríncipe de Andorra. En aquella entrada mostré las armas del arzobispo Joan-Enric Vives i Sicília:
Escudo de Monseñor Joan-Enric Vives i Sicília. Escudo cortado: 1º de gules, una gruz griega de plata cargada de un estigma de gules adiestrado: 2º de azur, una M de plata moviente de la punta surmontada de una margarita de plata botonada de oro; brochante sobre la partición, un ceñidor jaquelado en dos órdenes de oro y gules.
En la representación utilizo un báculo con una cruz simple y comento que es así al ser un arzobispo no primado. El comentario antes citado es el que sigue:
Estimado Xavier, creo que te equivocas. Todos los arzobispos llevan en su escudo la cruz con dos travesaños. Eso viene de la cruz procesional que usan en las procesiones de entrada, que son precisamente así, con dos travesaños. Lo que diferencia al simple arzobispo con el Primado es que el arzobispo tiene diez borlas y el primado quince, como los cardenales.
Esto provocó una revisión de mis fuentes. Revisé dos de ellas. La primera fue el libro Heraldry in the Catholic Church de Bruno Bernard Heim y el segundo fue el Tratado de heráldica eclesiástica en relación con la Iglesia española de Fernando del Arco García.

En la página 108 del primero y 88 del segundo comentan lo mismo. Plagio el texto del maestro Fernando del Arco:
Presentan el "escudo" acolado con una cruz de oro de dos travesanos, colocada en palo. Solamente llevan un brazo cuando no son primados.
Pero hay algo en el texto de Dahrendorf que merece crear una entrada en este blog. Según él la diferencia entre "simple" arzobispo y uno que es primado recae en el número de borlas que penden del sombrero. Revisando las fuentes, tanto Heim como del Arco dicen lo mismo. Los dos afirman que no hay estipulado un modelo de capelo para los primados, que tanto pueden usar el capelo de arzobispo como el de patriarca. Leyendo eso me vino una pequeña sonrisa a la cara y es que en inglés primados es primates y primates en inglés además de primados también sirva para los primates, ya sabéis, el órden de familia a la que pertenecen los lémures, monos, simios por tanto también humanos, etc., en fin.

El caso es que los primados tanto pueden usar un capelo de arzobispo:

Primado.
Como el capelo para patriarcas:

Primado.
La diferencia entre estos timbres recae en el número de borlas. El primero tienen diez borlas en cada lado y el segundo quince, como los cardenales.

He buscado más fuentes, a ver que dicen. Primero he buscado en el diccionario de mi maestro Armand de Fluvià. El diccionario pasa muy por encima por los capelos y ni tan solo habla de los báculos que hay por detrás. En el diccionario de Armand agrupa primados y patriarcas pero como decía antes está poco desarrollado en esta materia.

En el libro A Treatise On Ecclesiastical Heraldry de John Woodward comenta sobre el arzobispo de Toledo que es primado de España pero que el arzobispo de Braga, en Portugal, también reclama ser el primado de toda la península y que dice que lo podemos ver en la cruz con doble travesaño. Entiendo entonces que este autor también defiende que una cruz con doble travesaño solo es para arzobispos primados. En el mismo libro aparece un texto en latín que viene a decir lo mismo.

Otra fuente más. Ramón Medel en su libro El Blasón Español o la ciencia Heráldica dice que los arzobispos primados llevan el mismo capelo que los primados y la misma cruz, o sea, la patriarcal que tiene dos travesaños. Sobre los arzobipos no primados dice que lleva el capelo de patriarca pero con diez borlas en lugar de quince por cada lado y sobre la cruz dice que solo lleva una traversa.

Por último, otro autor de referencia. Vicente de Cadenas en su libro Fundamentos de heráldica (ciencia del blasón) iguala los capelos de patriarca y primado. Respecto a los arzobispos dice que se utiliza una cruz doble. Hasta aquí no hace distinción entre arzobispo primado y los que no en cuanto a la cruz. Ahora bien, poco después dice:
Hay autores que distinguen los arzobispos primados de los que no lo son, suprimiendo a los segundos una traviesa de la cruz que acolan.
En este libro Vicente de Cadenas tampoco desarrolla más el tema, así que ahí queda la duda si esta última sentencia además de la distinción de la cruz se entiende o no que podía llevar el mismo capelo.

En definitiva, cada maestrillo tiene su librillo. Entonces es cuestión de priorizar la obra que se lee teniendo en cuenta su reputación y lo desarrollado del tema.

Entradas relacionadas
  1. Capelos de arzobispos, patriarcas y cardenales.
  2. Ornamentos externos para los arzobispos.
  3. Ornamentos externos para los cardenales.
Ir a...