2 de diciembre de 2014

Tercia

ENGO mis paranoias como todos, supongo. Esa palabra, paranoia, suena "chunga". Una paranoia es una perturbación mental. ¿Soy un perturbado per tener paranoias?. Pues no se, quizá sí. Un día empecé a leer sobre el aspartamo y decidí que no quería saber nada de ese veneno. Decidí que no quería enriquecer a aquella multinacional americana a costa de mi salud y desde entonces busco ese edulcorante entres los ingredientes de lo que compro. Si descubro que lleva aspartamo, a veces indicado como E-951, simplemente no lo compro. ¡Y punto pelota!.
Lata de Fanta Naranja.
Recientemente descubrí que la Fanta Naranja normal y corriente, no la "Zero" ni "Light" ni otras variantes si las hay, la normal de toda la vida, ahora incluye aspartamo. Pues punto y final a la Fanta en mi casa. Además, prefiero las bebidas sin gas. Soy más de Trina.
Hoy, hoy os voy a presentar a una carga heráldica relacionada con la Trina. En concreto con su plural: Trinas. En heráldica, decir trinas es sinónimo de decir tercias. Las tercias, tercia o trinas (CAT trina;  ENG tierce; FRA tierce; ITA terza) es una pieza disminuida consistente en un grupo de tres filetes del mismo esmalte dejando un espacio igual al suyo y con un ancho total igual al de una faja. Es poco común y su posición normal es "en faja".

De plata, unas tercias de gules.
En cualquier otra posición hay que especificarlo:

De azur, una tercia en banda de oro.
Hace unas semanas vimos un ejemplo de tercias centelladas en el escudo de Reykjavik. Yo lo blasoné como faja cargada de burelas, pero el usuario Solíloco apuntó, con verdadera certeza, de que se podían haber blasonado como tercias:

De azur, unas tercias centelladas de plata, brochante, dos pilares de sitial de caudillo viquingo (Öndvegissúlur) de plata movientes.

Entradas relacionadas
  1. Banda engolada de dragantes.
  2. Cotizas y cotizado.
  3. El trechor.
Ir a...