18 de octubre de 2012

Palo flambante VS pira ondada

UANDO uno de avanzada edad y versado en un tema opina sobre ese tema, aunque se equivoque y se le argumente el porqué se equivoca, es muy probable que no se le llegue a convencer. Ya se que sabe más el diablo por viejo que por diablo, pero la tozudez puede ser cegadora y es mejor tener un vaso que esté un poco vacío, porque en un vaso lleno no cabe más agua. Ante figuras geométricas muy parecidas que pueden llevar a la confusión y a la discusión, la forma de distinguirlas radica en las pequeñas diferencias.

Recordar al palo:

De armiño, un palo de oro.
Es una franja vertical, que toca los límites en jefe y en punta. Su ancho es variable dependiendo de las cargas, pero suele ser de un tercio del ancho del escudo si va solo.

Y ahora a la pira:

De gules, una pira de plata.
Tiene forma triangular, con la base en la punta. Visualmente parece un triángulo isósceles. Fijaros que el ancho de la base es mayor a un tercio y que no llega a tocar el límite del jefe.

En su día, vimos el atributo ondado:

De plata, cuatro palos ondados de azur.
Fajado ondado de sable y plata.
En alguna entrada ya apareció el término flambante, pero no recuerdo haberlo explicado con detenimiento. Se le llama flambante o flamboyante (CAT flamejant; ENG flaming; FRA flambant; ITA fiameggiante) a la pieza que se acaba en punta y ondeada en forma de llamas.

Por tanto, si tenemos una palo flambante y una pira ondada, la diferencia está en que la primera pieza tocará los límites del jefe y la punta, en cambio la pira no.

De oro, un palo flambante de gules.
De gules, una pira ondada.

Entradas relacionadas
  1. Ondado.
  2. Enclavado.
  3. El fuego.
Ir a...