27 de mayo de 2011

El escudo de armas (I)

ÁSICAMENTE, un escudo es un arma defensiva. Se utilizaba para protegerse de las armas ofensivas y quedó obsoleto cuando aparecieron las armas de fuego individuales. Sin pretender ser una lección de historia, intentaré explicar muy brevemente el inicio de la heráldica. Dada la complejidad de las vestimentas militares, era casi irreconocible un caballero de otro en pleno combate. Se había dado el caso de que para identificarse, se tenían que quitar el casco o yelmo, dejando su rostro al descubierto, con todo el peligro que eso conllevaba. De la necesidad de una fácil identificación surgió la heráldica. Los caballeros empezaron a adornar sus escudos para diferenciarse los unos de los otros allá por el siglo XII y XIII.


Un escudo de armas es la representación de esos símbolos únicos en el escudo. El blasón es un concepto que engloba el escudo de armas y su descripción. Lo que aquí llamamos escudo (CAT escut; DEU schild; ENG escutcheon; FRA écu; ITA scudo) se puede interpretar como el escudo de armas. Los ingleses llaman al escudo shield o escutcheon, en cambio el escudo de armas es coat of arms y el texto descriptivo blazon. En cambio los franceses llaman blason al escudo de armas y la descripción blasonnement. El soporte físico para el blason le llaman écu.


Aquella necesidad de identificación se propagó de los nobles militares, a la nobleza en general, a los eclesiásticos y a los territorios. Hoy en día, los ejércitos ya no van con escudos, aunque si que se utiliza el escudo de armas para su identificación, y ya no es exclusiva de la nobleza o realiza. Cualquiera puede adoptar un escudo de armas como símbolo de identificación personal.

Para diseñar un escudo de armas, se deben seguir unos criterios para la forma exterior. La forma, también llamada boca o límites, debiera seguir una proporción de seis de alto por cinco de ancho. Esta proporción será la utilizada en su dibujo técnico, excepto aquellos escudos, que por la peculiaridad del mismo, deben tener otras proporciones, como los redondos o cuadrados. Cuando dibujamos un escudo, es un factor a tener en cuenta el lugar de procedencia para dibujar el contorno. En los territorios de la antigua Corona de Aragón, era costumbre utilizar los escudos cuadrilongos apuntados, mientras que en Castilla y León, es tradicional el cuadrilongo redondeado. Este último recibe el nombre de escudo español o ibérico, dado que en Portugal también utilizan la misma forma.  


1 Apuntado 2 Español o ibérico 3 Francés 4 Piel de toro o casulla.

Aunque la forma puede ser indicativo de la procedencia, esta no es exclusiva y podréis ver en multitud de escudos labrados allí por donde viváis con formas bien diversas.

Entradas relacionadas
  1. Puntos del escudo.
  2. Formas asociadas a los escudos (I).
  3. Pautas del diseño heráldico.

Ir a...