26 de noviembre de 2012

Setas

L otoño tiene cosas malas y cosas buenas. Como ya vemos bastantes miserias por los medios de comunicación, voy a centrarme en las cosas buenas. Una cosa buena que tiene el otoño es que bajan las temperaturas lo suficiente para no pasar calor pero no tanto como para pasar frío. Aunque no es lo común, a mi me gustan los días lluviosos. Son muchas las veces que cuando llueve fuerte me voy a dar una vuelta con el coche yo solo. Me gusta conducir con lluvias fuertes, notar la falta de tracción al accelerar y al girar y como a un niño chico, si veo un charco siempre estoy tentado de pasar por él. Otra de las cosas buenas del otoño son las setas. 

Un buen rato y una mejor cena.
Ir a buscar setas en el bosque es una actividad sana, relajante y gratificante, sobretodo si las encuentras. En Catalunya hay mucha afición, incluso hay un programa televisivo semanal dedicado a la caza de setas. Desde pequeño he ido con mis familiares a buscar setas. Lo mejor eran los almuerzos que preparaba mi padre, esos bocadillos enormes mejorados con olivas y acompañados de dientes de ajo. El ajo no es muy social, pero te da la energía suficiente para estar toda la mañana andando por el bosque sin tener hambre. De adolescente también fuimos un día a buscar setas con los amigos, pero la finalidad era diferente. ¡Cuánto me reí al ver pitufos corriendo de noche por el bosque!. Jugar a los indios también fue divertido, menos para el que atemos al árbol. Me salieron agujetas de reírme, en serio.

La seta también existe como figura heráldica. Para representar a una seta (CAT bolet; DEU pilze; ENG mushroom; FRA champignon; ITA fungo; LAT boletus) básicamente, hay que dibujar algo que se identifique como una seta. Viene definida por Vicente de Cadenas como:
Hongo en forma de sombrero sostenido por un piececillo.
En el Repertorio de blasones de la comunidad hispánica, también de Vicente de Cadenas, aparece un linaje llamado Bolet, supongo que catalán, balear o valenciano, y en la descripción de sus armas dice literalmente:
De oro, tres bolet (setas) de gules bien ordenadas.
Creo que le pasaron el blasonamiento en catalán y lo escribió así para reflejar de que se tratan armas parlantes, ya que Bolet en catalán significa seta. Entonces, el blasón sería este:
De oro, tres setas de gules.
Escudo dels Bolet. De oro, tres setas de gules.

Hay otros casos en los que se especifica el tipo de seta. Os muestro el escudo de la comuna suiza de Hellikon, donde también aparecen tres setas, pero no una cualquiera, si no tres colmenillas o cagarrias (CAT múrgoles, rabassoles; DEU morchelns; ENG morels; FRA morilles; ITA spugnole).

Escudo de armas de Hellikon
No he encontrado el texto del blasón, así que he imitado los dibujos del escudo de armas que he encontrado. Parece que lleva las tres setas del tipo colmenillas, típicas del paraje, surmontando un monte de tres peñas que contraviene la regla de los esmaltes.

Colmenilla.
Lástima que no recuerde donde fue, pero una vez comí en un restaurante de segundo plato estas setas rellenas de foie con salsa de trufas. ¡Qué bueno que estaba! Por cierto, este tipo de setas suelen salir en los bosques que hayan sufrido un incendio reciente.

Entradas relacionadas
  1. Corazón, panela y hoja de nenúfar.
  2. Montes y montañas.
  3. La rosa en los "badges".
Ir a...

1 comentario:

  1. Curiosas representaciones heráldicas. Me han gustado tus recuerdos de niño y de joven buscando setas.
    Un saludo y ¡Cuidado con el aquaplanning!

    ResponderEliminar

El comentario será bienvenido siempre y cuando respete las normas básicas de educación.